Aggressive Driving Cover Art Planner Contents

COMUNICADO DE PRENSA

[Membrete de la entidad]
PARA PUBLICACION INMEDIATA
[Fecha] Contacto: [Nombre]
[Teléfono]

GRUPO DEDICADO A LA SEGURIDAD EN LAS CARRETERAS SE ENFRENTA AL MANEJO AGRESIVO

([Ciudad, Estado]) Las personas que tienen la costumbre de conducir excediendo la velocidad máxima permitida y cambiando de carril descuidadamente, podrían ser duramente castigadas por su comportamiento al volante. La Administración de Nacional de Seguridad del Tránsito en las Carreteras (National Highway Traffic Safety Administration o NHTSA, por sus siglas en inglés) está uniendo sus esfuerzos a los de los cuerpos de policía locales, así como a los de organizaciones comunitarias, para generar conciencia sobre los riesgos del manejo agresivo. En [nombre de condado o municipalidad], los conductores que no obedecen las leyes básicas de seguridad del tránsito podrían recibir fuertes multas, tener puntos descontados de su licencia de conducir y verse obligados a asistir a clases de manejo y seguridad del tránsito. "Actualmente, similaridades existen entre los problemas de la agresividad al volante de hoy dia y los temas de incapacidad del conductor de hace veinticinco años atras. Ya no es socialmente acceptable el conducir embriagado o bajo los efectos de las drogas; por consiguiente, actitudes acerca del conductor agresivo tienen que cambiar y no ser aceptadas por la sociedad." Dice [Nombre del oficial], [Título].

El manejo agresivo abarca una serie de acciones ilegales, tales como exceder el límite de velocidad o manejar demasiado rápido para las condiciones existentes en la carretera, cambiar de carril sin poner la luz de cruce y sin ceder a otros conductores, y rebasar a otros autos por los carriles de emergencia o el hombrillo. La más conocida "furia al volante" es una ofensa criminal que va más allá del simple descuido e implica una mal intencionada despreocupación por la seguridad de otros. NHTSA dice que el manejo agresivo puede escalar y convertirse en furia al volante, la cual a veces tiene consecuencias trágicas.

Una encuesta nacional auspiciada por NHTSA señala que la mayoría de conductores estadounidenses consideran al manejo agresivo como una gran amenaza a su seguridad personal y a la de sus familias. Según NHTSA, los conductores que manejan pegados al auto que va delante, exceden los límites de velocidad, se pasan la luz roja y cambian de carril sin previo aviso, contribuyen a los más de seis millones de choques que ocurren en Estados Unidos cada año.

Varios estados ya han adoptado estatutos acerca del manejo agresivo que conllevan severas penalidades, y otros estados quizá sigan su ejemplo. "Queremos tomar las medidas necesarias para restituir la seguridad y la cortesía a nuestras carreteras," dijo [nombre del oficial local]. "Al hacer cumplir las leyes de tránsito consistentemente, aumentar las multas y otras penalidades a los infractores, y recalcar a los ciudadanos la importancia de adoptar mejores hábitos de manejo, podemos difundir el mensaje de que, sencillamente, no toleraremos este peligroso comportamiento.”

Para mayor infomacion sobre al manejo agresivo visite, www.nhtsa.dot.gov.

N H T S A logo and The Aggressive Driving Logo