Car Seats and Booster Seats

Cómo Instalar un Asiento Elevado “Booster” con Respaldo

Con Respaldo

CÓMO INSTALAR UN ASIENTO ELEVADO “BOOSTER” CON RESPALDO

Los asientos elevados “booster” no están instalados firmemente en el vehículo como los car seats. Los asientos elevados “booster” se mantienen en su lugar gracias al peso del niño y a los cinturones de regazo y hombro del vehículo. Estos asientos elevan a los niños para asegurar un ajuste correcto del cinturón de seguridad.

INSTRUCCIONES PARA LA INSTALACIÓN DEL ASIENTO ELEVADO “BOOSTER” CON RESPALDO

  1. Antes de instalar su asiento elevado “booster” con respaldo, lea el manual de instrucciones del fabricante de su asiento y la sección del manual del vehículo para el propietario que trata sobre los sistemas de seguridad para niños. Cada asiento elevado “booster” y vehículo es diferente, por lo que es importante que siga todas las instrucciones cuidadosamente.
  2. Coloque el asiento elevado “booster” en el asiento trasero de su vehículo. Asegúrese de que el asiento elevado “booster” quede plano en el asiento del vehículo.
  3. Siente a su niño en el asiento elevado “booster”.
  4. Coloque el cinturón de seguridad alrededor del cuerpo de su niño y abróchelo.
  5. Asegúrese de que el cinturón de seguridad sujete a su niño correctamente. Si el asiento incluye guías para el cinturón de seguridad, utilícelas para lograr un buen posicionamiento del cinturón.
    1. Ajuste el cinturón de regazo de manera que quede bien ajustado en la parte de arriba de los muslos del niño, y no sobre su estómago.
    2. Ajuste el cinturón de hombro para que cruce por el pecho del niño.
  6. Revise el ajuste del cinturón de seguridad con frecuencia.

BUENAS PRÁCTICAS

Siga usando el asiento elevado “booster” hasta que su niño sea lo suficientemente grande y maduro como para tener un ajuste correcto del cinturón de seguridad para adultos. Los asientos elevados “booster” deben estar instalados correctamente en el vehículo en todo momento, incluso si el niño no está presente. De no estar sujetado en su lugar, en la eventualidad de un choque o una parada repentina, el asiento elevado “booster” puede rebotar alrededor del vehículo y causar lesiones a sus ocupantes.