Bolsas de Aire

Resumen

De 1987 a 2015, las bolsas de aire frontales salvaron 44,869 vidas. Este número es suficiente para llenar un estadio de béisbol de grandes ligas.

Aprenda sobre los beneficios de seguridad de las bolsas de aire frontales y laterales y por qué es tan importante llevar abrochado un cinturón de seguridad—tu primera línea de defensa. Además, recibe una guía importante sobre cómo colocar de forma segura a ti mismo y a tus pasajeros, así como a los jóvenes en car seats y asientos elevados “booster”, para evitar lesiones resultantes de las bolsas de aire en un choque.

 

El Tema

Protección

Hechos de Seguridad con el Tráfico:

Las bolsas de aire son una protección suplementaria y están diseñadas para funcionar mejor en combinación con los cinturones de seguridad. Ambas las bolsas de aire frontales y laterales generalmente están diseñadas para desplegarse en choques moderados a severos.

Las bolsas de aire reducen la posibilidad de que la parte superior de tu cuerpo o la cabeza golpeen el interior del vehículo durante un choque. Para evitar una lesión relacionada con las bolsas de aire, asegúrate de estar sentado correctamente y recuerda—las bolsas de aire están diseñadas para trabajar con los cinturones de seguridad, y no para reemplazarlos. Además, los niños menores de 13 años de edad deben sentarse en el asiento trasero.

Los vehículos pueden equiparse con ambas las bolsas de aire frontales y las bolsas de aire laterales (SABs, por sus siglas en inglés). Las bolsas de aire frontales han sido equipo estándar en todos los vehículos de pasajeros desde el año modelo 1998 y en todos los SUV, camionetas y vans desde el año modelo 1999. Los SABs se ofrecen como equipo estándar u opcional en muchos de los vehículos nuevos de pasajeros.

Cómo Funcionan las Bolsas de Aire

Despliegue de la Bolsa de Aire

Generalmente, cuando hay un choque moderado a severo, se envía una señal desde la unidad de control electrónico del sistema de bolsa de aire a un inflador dentro del módulo de la bolsa de aire. Un encendedor en el inflador inicia una reacción química que produce un gas inocuo, que infla la bolsa de aire en un abrir y cerrar de ojos – o menos de 1/20 de segundo. Debido a que las bolsas de aire se despliegan muy rápidamente, pueden ocurrir lesiones graves, o a veces fatales, si el conductor o el pasajero están demasiado cerca de – o entra en contacto directo con – la bolsa de aire cuando comienza a desplegarse.

Bolsas de Aire Laterales

Las bolsas de aire de impacto lateral se inflan aún más rápido ya que hay menos espacio entre el conductor o los pasajeros y el objeto que impacta, ya sea el interior del vehículo, un otro vehículo, un árbol o un poste.

Bolsas de Aire Frontales

Sentarse lo más atrás posible del volante o el tablero de instrumentos y llevar abrochados los cinturones de seguridad ayuda a evitar que los conductores y pasajeros estén demasiado cerca de una bolsa de aire frontal que despliegue. Esta es la razón por la que los car seats que miran hacia atrás no deben colocarse frente a una bolsa de aire activa, y los niños menores de 13 años de edad deben sentarse en el asiento trasero.


Mantente Protegido: Reemplaza las Bolsas de Aire Usadas Después de un Choque

Las bolsas de aire sólo pueden desplegarse una vez - por lo tanto, asegúrate de reemplazar las bolsas de aire usadas inmediatamente después de un choque, solo en un centro de reparación autorizado y antes de conducir el vehículo nuevamente.


 

El Tema

Retiros (Recalls)

Las bolsas de aire Takata, instaladas en decenas de millones de vehículos en los EE.UU., están sujetas a retiro (recall) debido a un defecto de seguridad que puede causarles a explotar y causar lesiones graves o la muerte. Si tu vehículo o camioneta está incluido en esta lista de vehículos afectados por las bolsas de aire Takata, comunícate con tu concesionario para la reparación adecuada. Para obtener una cobertura completa del retiro (recall) de Takata, apoyo para los consumidores y las últimas noticias, visita los Retiros (Recalls) en Primer Plano de NHTSA.

Urgente: Retiros (Recalls) de Seguridad de Bolsas de Aire

El Tema

Bolsas de Aire Falsas

Tú confías en tu bolsa de aire para proteger a ti y a los demás en tu vehículo en caso de choque. Si tu vehículo está equipado con una bolsa de aire falsificada, es motivo de preocupación. Se ha demostrado que las bolsas de aire falsificadas fallan consistentemente de maneras que van desde la falta de despliegue hasta la expulsión de metralla metálica durante el despliegue.

NHTSA ha identificado ciertas marcas y modelos de vehículos que pueden tener estas bolsas de aire. Creemos que este problema afecta a menos del 0.1% de la flota de vehículos de los EE. UU.

Los consumidores con vehículos que estuvieron involucrados en un choque y sus bolsas de aire fueron reemplazadas en los últimos tres años por un taller de reparaciones que no forma parte de un concesionario de vehículos nuevos, o que compraron una bolsa de aire de repuesto en línea, deben comunicarse con el centro de llamadas establecido por su fabricante de automóviles para que inspeccione su vehículo a su propio costo y se reemplace su bolsa de aire si es necesario. La responsabilidad de reemplazar una bolsa de aire falsificada variará según las circunstancias que rodearon la instalación original de la pieza.

Si estás preocupado y tienes una bolsa de aire que fue reemplazada en un taller de reparaciones recomendado por tu compañía de seguros, te recomendamos que ponte en contacto con tu compañía de seguros. Si compraste una bolsa de aire falsificada de eBay, es posible que tu compra esté cubierta por el programa de “Protección del Comprador” de esa compañía. Ponte en contacto con el centro de Atención al Cliente de eBay accesible en www.eBay.com. También puedes ponerte en contacto con tu Agencia de Protección al Consumidor local o la Oficina del Fiscal General del Estado correspondiente para determinar tus derechos conforme a la ley, y el Better Business Bureau (o Agencia de Mejores Negocios) o la Comisión Federal de Comercio para presentar una queja.

El Tema

Activado-Desactivado

Hay pocas circunstancias en las que los riesgos de sentarse frente a una bolsa de aire frontal activa superen los beneficios de seguridad. Bajo estas circunstancias, NHTSA autorizará la instalación de un interruptor para activar y desactivar la bolsa de aire. Otorgará la autorización en las cuatro circunstancias siguientes:

  1. Cuando tienes que colocar un sistema de seguridad para infantes que mira hacia atrás en el asiento delantero porque no hay un asiento trasero o el asiento trasero es demasiado pequeño para el sistema de seguridad para niños. (Solo para la bolsa de aire del pasajero.)
  2. Cuando un niño menos de 13 años de edad tiene que viajar en el asiento delantero porque tiene una condición que requiere un control médico frecuente en el asiento delantero. (Solo para la bolsa de aire del pasajero.)
  3. Cuando un individuo con una condición médica esté más seguro si la bolsa de aire frontal está apagada. Una declaración escrita de un médico debe acompañar cada solicitud en base a una condición médica a menos que la solicitud se base en una condición médica para la cual la Conferencia Nacional de Indicaciones Médicas para la Desactivación de la Bolsa de Aire recomienda la desactivación. (Para la bolsa de aire del conductor y del pasajero, según corresponda.)
  4. Cuando un conductor tiene que sentarse a unas pocas pulgadas de la bolsa de aire, normalmente porque es de estatura extremadamente pequeña (es decir, de 4 pies 6 pulgadas o menos). (Solo para la bolsa de aire frontal del conductor.)

En aquellos casos en los que no hacen un interruptor para activar y desactivar para un vehículo en particular, NHTSA considerará permitir que se desactive una bolsa de aire. El proceso de aprobación para la desactivación es más riguroso porque, mientras que un interruptor para activar y desactivar permite que se active y desactive la bolsa de aire frontal del conductor o del pasajero en las circunstancias adecuadas, la desactivación no es tan flexible. Una vez desactivada, la bolsa de aire no puede activarse fácilmente para aquellos conductores o pasajeros que la necesiten.

Interruptor para Activar y Desactivar/La Desactivación

Solo los distribuidores y talleres de reparaciones pueden instalar interruptores para activar y desactivar, y solo pueden hacerlo con una carta de autorización de NHTSA. Si te interesa instalar un interruptor para activar y desactivar la bolsa de aire en un vehículo de tu propiedad o alquiler (verifica primero con la empresa de arrendamiento para ver si la instalación de un interruptor para activar y desactivar violaría los términos de tu contrato de alquiler), tendrás que:

  • Leer el folleto de NHTSA, “Las Bolsas de Aire y los Interruptores para Activar y Desactivar: Información para Tomar una Decisión Informada” o solicitar una copia por correo.
  • Descargar el formulario Solicitud para Un Interruptor para Activar y Desactivar la Bolsa de Aire o solicitar una copia por correo.
  • Antes de llenar el formulario, asegúrate de que haber leído detenidamente el folleto: puedes decidir que un interruptor para activar y desactivar no sea apropiado para ti.
  • Si decides solicitar un interruptor para activar y desactivar, deberás certificar en el formulario que has leído el folleto y que tú (u otros conductores/pasajeros de tu vehículo) pertenecen a uno o más de los grupos de alto riesgo para las bolsas de aire para las que solicitas un interruptor.
  • Completa y envía el formulario de solicitud a NHTSA a la siguiente dirección:
    • National Highway Traffic Safety Administration
      Attention: Air Bag Switch Requests
      1200 New Jersey Avenue SE.
      Washington, DC 20590-1000
  • Para una respuesta más rápida, escribe tu número de teléfono en el formulario y envíalo por fax al: 202-493-2833 o 202-366-6916. Para preguntas, llama a la División de Bolsas de Aire al 202-366-6982 o envía un correo electrónico a Derrick.Lewis@dot.gov.
  • Si el formulario te completas de manera correcta y completa, NHTSA revisará el documento y, si está aprobada, te enviará una carta de autorización que puedes llevar a tu distribuidor o taller de reparación.
  • Consulta con tu distribuidor de vehículos o taller de reparaciones para ver si un interruptor para activar y desactivar está disponible para tu vehículo y cuánto costará el interruptor. Si un interruptor está disponible y el distribuidor o taller de reparaciones está dispuesto a instalarlo, entrega la carta de autorización directamente al distribuidor o al negocio de reparación. Después de que el distribuidor o taller ha instalado el interruptor para activar y desactivar, devolverá un formulario a NHTSA, junto con la carta de autorización, que indica que el trabajo ha sido hecho para ti.
El Tema

Preguntas Frecuentes

La activación de una bolsa de aire en un choque depende de varios factores importantes que incluyen: las características del choque (por ejemplo, la velocidad, los otros vehículos involucrados, la dirección de impacto); la estrategia de diseño del sistema de bolsa de aire del vehículo individual y las ubicaciones de los sensores de choque. Las bolsas de aire no están diseñadas para desplegarse en todos los choques. Puede haber circunstancias en las que una bolsa de aire no se despliega. Algunos ejemplos posibles a continuación:

  • Las condiciones de choque pueden ser lo suficientemente moderadas como para que una bolsa de aire no sea necesario para proteger a un ocupante que lleva abrochado el cinturón de seguridad. El cinturón de seguridad puede proporcionar protección suficiente contra una lesión en la cabeza o el pecho en dicho choque.
  • Muchos sistemas avanzados de bolsas de aire frontales desactivan automáticamente la bolsa de aire del pasajero cuando el vehículo detecta un pasajero de baja estatura o un niño; un niño en un sistema de seguridad para niños o ningún ocupante en el asiento delantero derecho del pasajero.
  • Algunos sistemas avanzados de bolsas de aire laterales desactivarán de manera similar el sistema de bolsas de aire lateral del lado del pasajero al detectar un pasajero de baja estatura o un niño en el asiento derecho delantero del pasajero que se coloca demasiado cerca de la bolsa de aire lateral.
  • En los vehículos usados, una posible razón para que la bolsa de aire no se despliegue es que la bolsa de aire puede no haber sido reemplazada después de un choque previo. NHTSA recomienda que siempre reemplaces las bolsas de aire después de un despliegue. Cualquier bolsa de aire que no consigue desplegar en un choque que produzca lesiones te debes reportar a la Oficina de Investigación de Defectos de NHTSA para que puedan investigar posibles defectos del sistema y retiros (recalls) potenciales.

Las bolsas de aire frontales generalmente están diseñadas para desplegarse en choques frontales o casi frontales “moderados a severos”, los cuales se definen como choques equivalentes a chocar contra una barrera sólida y fija a las 8 a 14 mph o más rápido. (Esto equivaldría chocar entre las 16 y 28 mph o más rápido con un vehículo de tamaño similar estacionado.)

El funcionamiento adecuado de algunos de los sistemas avanzados de bolsas de aire frontales depende en gran medida de la presión (también conocida como “carga”) que el conductor o pasajero colocan en el asiento. Las situaciones que suman o restan el peso detectado pueden ocasionar una clasificación errónea del ocupante. Si la luz indicadora no proporciona el resultado esperado, consulta el manual del propietario para averiguar cómo corregir el problema.

No. Una vez desplegada, una bolsa de aire – ya sea frontal y avanzada u otro tipo – no se puede reutilizar y debe ser reemplazada por un técnico de servicio autorizado sin demora.

Sí. Todos los vehículos ligeros (de pasajeros y las camionetas ligeras) deben cumplir con criterios de desempeño de seguridad específicos para los maniquíes que representan bebés de 12 meses, niños pequeños de 3 años de edad, niños de 6 años de edad y mujeres de estatura pequeña.

Para los fabricantes que elijan suprimir (no desplegar) una bolsa de aire para un bebé o un niño en todos los choques, los dispositivos de detección de ocupantes en sus sistemas avanzados de bolsas de aire frontales han sido probados con maniquíes del tamaño de un niño, representando un bebé en un asiento de seguridad infantil y niños pequeños dentro y fuera de los asientos de seguridad infantiles, para garantizar que la bolsa de aire se desactive por sí mismo.

Sí. Para minimizar el potencial de cualquier lesión relacionada con las bolsas de aire, NHTSA aún recomienda mantener un mínimo de 10 pulgadas entre la cubierta de la bolsa de aire (en el centro del volante para los conductores y en el tablero de instrumentos para el pasajero delantero derecho), mantener una posición de asiento adecuada y mover el asiento lo más atrás posible (los conductores deben poder alcanzar cómodamente los pedales.)

Las bolsas de aire frontales han recorrido un largo camino desde que aparecieron por primera vez en la década de 1980. Aunque esas bolsas de aire más antiguas salvaron miles de vidas, se desplegaron de la misma manera para cada conductor y pasajero, causando lesiones y en algunos casos raros, incluso la muerte de niños, adultos pequeños y cualquier ocupante desabrochado colocado demasiado cerca de la bolsa de aire cuando se desplegaba. Las bolsas de aire frontales avanzadas de hoy son más capaces de proteger a los conductores y pasajeros de los asientos delanteros mediante el uso de sistemas sofisticados de detección para determinar si, cuándo y cuánto desplegar.
NHTSA En Marcha

NHTSA se dedica a promover el uso de equipos de vehículos de forma segura

NHTSA demuestra su compromiso al uso y fabricación seguro de las bolsas de aire de las siguientes maneras:

  • Proporcionar a los consumidores información sobre las bolsas de aire y cómo funcionan
  • Hacer pruebas y proporcionar asesoramiento sobre los riesgos de bolsas de aire falsificadas y defectuosas
  • Supervisar el cumplimiento de los fabricantes de automóviles y proveedores con estándares de seguridad y los requisitos del retiro (recall) de seguridad para defectos o incumplimientos
  • Informar al público sobre defectos de seguridad y retiros (recalls)*
  • Instar a los propietarios de los vehículos con bolsas de aire retiradas a llevar inmediatamente sus vehículos a un concesionario para que reemplacen sus bolsas de aire

*En los retiros (recalls) de bolsas de aire Takata que afectan millones de vehículos de los EE. UU., NHTSA ordenó a los fabricantes de automóviles a acelerar sus programas para reparar todos los vehículos afectados lo más rápido posible. Esto incluyó la creación de fases y priorizar cuándo se requiere que las piezas de repuesto estén disponibles para los consumidores, ya que no todas las piezas de repuesto estaban disponibles de inmediato y algunos vehículos tenían un riesgo mucho mayor de una explosión peligrosa de la bolsa de aire que otros.

Recursos

Recursos

Busca recursos adicionales

132 Results
Title Type Audiencia Fecha Idioma
 
Breed PDF, 74.58 KB
Document Advocacy Groups
Breed PDF, 74.58 KB
Document Car Buyers
Breed PDF, 74.58 KB
Document Researchers
Breed PDF, 74.58 KB
Document Trade Groups
Breed PDF, 74.58 KB
Document Vehicle Manufacturers
Related resources for this topic