Seguridad con el Autobús Escolar

Resumen

El autobús escolar es el vehículo más seguro en la carretera—tu niño está mucho más seguro al tomar un autobús hacia y desde la escuela que si viajara en un vehículo. Aunque de cuatro a seis niños en edad escolar mueren cada año en vehículos de transporte escolar, eso representa menos del uno por ciento de todas las muertes por choques de tráfico en todo el país. NHTSA cree que los autobuses escolares deberían ser lo más seguros posible. Es por eso que nuestros estándares de seguridad para los autobuses escolares están por encima y más allá de los autobuses regulares. 

El Tema

Seguridad con el Autobús

Infografías de Seguridad con el Autobús Escolar

Los estudiantes tienen 70 veces más probabilidades de llegar a escuela de manera segura cuando toman un autobús en lugar de viajar en un vehículo. Eso es porque los autobuses escolares son los vehículos más regulados en la carretera: están diseñados para ser más seguros que los vehículos de pasajeros en la prevención de choques y lesiones, y en todos los Estados, las leyes sobre los brazos de indicación de stop protegen a los niños de otros automovilistas. 

  • Distinto por Diseño: Los autobuses escolares están diseñadas para que sean muy visibles e incluyen características de seguridad como luces rojas intermitentes, espejos laterales de visión transversal y brazos de indicación de stop. También incluyen asientos protectores, estándares altos de resistencia contra apretones y características de protección contra vuelcos.
  • Protegido por la Ley: Las leyes protegen a los estudiantes que bajan y suben al autobús escolar al prohibir que los conductores pasen por un autobús escolar mientras el autobús está dejando o recogiendo pasajeros, independientemente de la dirección de acercamiento.

Cinturones de Seguridad en los Autobuses Escolares

Los cinturones de seguridad han sido requeridos en los vehículos de pasajeros desde 1968 y los 49 Estados y el Distrito de Columbia han promulgado leyes que requieren el uso de cinturones de seguridad en los vehículos de pasajeros y las camionetas ligeras. No hay duda de que los cinturones de seguridad desempeñan un papel importante para mantener seguros a los pasajeros en estos vehículos. Pero los autobuses escolares son distintos por diseño, incluido un tipo diferente de sistema de seguridad que funciona extremadamente bien.

Los autobuses escolares grandes son más pesados y distribuyen las fuerzas de choque de forma diferente que los vehículos de pasajeros y las camionetas. Debido a estas diferencias, los pasajeros de autobuses experimentan mucha menos fuerza de choque que los que se encuentran en los vehículos de pasajeros, camionetas y vans.

NHTSA decidió que la mejor manera de proporcionar protección contra choques a los pasajeros de autobuses escolares grandes es a través de un concepto llamado “compartimentación”. Esto requiere que el interior de los autobuses grandes proteja a los niños sin que ellos tengan que abrocharse los cinturones de seguridad. A través de la compartimentación, los niños están protegidos de los choques por asientos fuertes y estrechamente espaciados que tienen respaldos de absorción de energía.

Los autobuses escolares pequeños (con una clasificación de peso bruto vehicular de 10,000 libras o menos) deben estar equipados con cinturones de regazo y/o cinturones de regazo/hombro en todas las posiciones designadas de asiento. Dado que el tamaño y el peso de los autobuses escolares pequeños son más similares a los de los vehículos de pasajeros y las camionetas, cinturones de seguridad son necesarios para proporcionar protección a los ocupantes.

El Tema

Seguridad en la Parada de Autobús

Guía de Mejores Prácticas

El mayor riesgo para tu niño no es tomar el autobús, sino acercar o salir de uno. Antes de que tu niño regrese a la escuela o empiece la escuela por primera vez, es importante que tú y tu niño conozcan las reglas de seguridad vial. Enseña a tu niño a seguir estas prácticas para hacer que el transporte escolar en autobús sea más seguro.

Para los Padres

La Seguridad Empieza en la Parada de Autobús

Tu niño debe llegar a la parada de autobús al menos cinco minutos antes de la llegada del autobús. Visita la parada de autobús y muestra a tu niño dónde esperar el autobús: al menos tres pasos gigantes (seis pies) lejos de la cuneta. Recuérdale a tu niño que la parada de autobús no es un lugar para correr o jugar.

Subir y Bajar de Manera Segura

Cuando llegue el autobús escolar, antes de acercarse a la puerta del autobús, tu niño debe esperar hasta que el autobús se detenga por completo, se abra la puerta y el conductor diga que está bien. Tu niño debe usar los pasamanos para evitar caerse.

Usa Precaución Alrededor del Autobús

Tu niño nunca debe caminar detrás de un autobús escolar. Si tu niño tiene que cruzar la calle frente al autobús, dile que camine en la acera o en el costado de la calle hasta un lugar que esté al menos cinco pasos gigantes (10 pies) frente al autobús antes de cruzar. Tu niño también debe hacer contacto visual con el conductor del autobús antes de cruzar para asegurarse de que el conductor pueda verlo. Si tu niño cae algo cerca del autobús escolar, como una pelota o un libro, lo más seguro es que tu niño le avise al conductor del autobús de inmediato. Tu niño no debe tratar de recoger el artículo, porque es posible que el conductor no pueda verlo.

Para los Conductores

Haz que el transporte en el autobús escolar sea más seguro para todos siguiendo estas prácticas:

  • Al dar marcha atrás del camino de entrada o un garaje, vigila los niños que caminan o andan en bicicleta a la escuela.
  • Cuando manejes en vecindarios con zonas escolares, vigila los jóvenes que estén pensando ir a la escuela, pero puede que no estén pensando en llegar de manera segura.
  • Reduce la velocidad. Vigila los niños que caminan por la calle, especialmente si no hay aceras en el vecindario.
  • Vigila los niños que juegan y se reúnen cerca de las paradas de autobús.
  • Está alerta. Los niños que llegan tarde al autobús pueden correr rápidamente a la calle sin mirar en todas direcciones antes de cruzar.
  • Conoce y obedece las leyes de tu Estado sobre autobuses escolares, así como el “sistema de luces intermitentes” que usan los conductores de los autobuses escolares para alertar a los automovilistas de las acciones pendientes:
    • Luces intermitentes amarillas indican que el autobús está preparando para detenerse para cargar o descargar niños. Los automovilistas deben reducir la velocidad y prepararse para detener sus vehículos.
    • Luces intermitentes rojas y brazos extendidos de indicación de stop indican que el autobús ha detenido y los niños están subiendo o bajando. Los automovilistas deben detener sus vehículos y esperar hasta que apaguen las luces intermitentes rojas, el brazo extendido de indicación de stop se retire y el autobús comience a moverse antes de que puedan comenzar a conducir nuevamente.
  • Serie de Cursillo para el Conductor del Autobús Escolar sobre la Seguridad - Este curso de actualización proporciona nueve módulos de lección sobre cómo conducir un autobús escolar; lo que frecuentemente solicitan los conductores de autobuses escolares y los supervisores de transporte de los alumnos. 
El Tema

Regulaciones sobre los Autobuses Escolares

Preguntas Frecuentes

Las siguientes preguntas frecuentes te ayudarán a comprender cómo las regulaciones de NHTSA definen los autobuses escolares, autobuses multifuncionales de actividades escolares, los eventos relacionados con la escuela y mucho más.

Para los propósitos de las regulaciones de NHTSA sobre autobuses escolares, un autobús escolar es un “autobús” que se vende o se introduce en el comercio interestatal para fines que incluyen llevar a los estudiantes hacia y desde la escuela o eventos relacionados. Un autobús es un vehículo de motor que tiene la capacidad de 11 personas o más (incluido el conductor). Esta definición puede incluir vans, pero no incluye autobuses operados como transportistas comunes en el transporte urbano.

La Ley Nacional de Seguridad del Tráfico y los Vehículos de Motor (Ley de Seguridad) requiere que cualquier persona que venda o arriende un autobús escolar nuevo lo haga con autobuses que cumplan con todos los FMVSS aplicables a los autobuses escolares. 

Además de la definición Federal de NHTSA de autobús escolar, un Estado o distrito escolar puede tener una definición para el autobús escolar que difiere de la definición de NHTSA, pero eso no afectaría los requisitos de NHTSA. La definición del Estado determina qué vehículos están sujetos a los requisitos operacionales del Estado para los autobuses escolares. La definición de NHTSA de las normas de autobuses escolares (que determina si un autobús nuevo que es vendido o arrendado para transporte de alumnos debe tener certificación de que el autobús cumpla con los estándares Federales de autobuses escolares) no se ve afectado por las definiciones del Estado. 

Bajo las regulaciones de NHTSA, un autobús multifuncional de actividades escolares (MFSAB, por sus siglas en inglés) se define como “un autobús escolar cuyos propósitos no incluyen el transporte de estudiantes hacia y desde el hogar o las paradas de autobuses escolares”. Un MFSAB debe cumplir con todos los FMVSS aplicables a los autobuses escolares, con excepción aquellos que requieren la instalación de dispositivos de control de tráfico (luces intermitentes y brazos de indicación de stop). Si no se usará un autobús escolar nuevo para transportar a los estudiantes hacia y desde el hogar o las paradas de autobús escolar, se puede venderlo como un MFSAB. Si un autobús escolar nuevo se usará para transportar a los estudiantes entre la escuela y el hogar o entre la escuela y las paradas de autobuses escolares, no se debe vender como un MFSAB.

La Ley de Seguridad define un autobús escolar como un autobús que probablemente se utilizará principalmente para transportar a los estudiantes preprimarios, primarios o secundarios hacia o desde la escuela o eventos relacionados. Según esta definición, NHTSA considera que cualquier escuela preprimaria, primaria o secundaria es una “escuela” para los propósitos de las regulaciones de NHTSA sobre autobuses escolares.

En el contexto de sus regulaciones, la interpretación de NHTSA de “escuela” no incluye guarderías, centros de cuidado infantil o centros preescolares, incluidos los Programas de Head Start. Bajo nuestras regulaciones sobre los autobuses escolares, NHTSA no regula los tipos de vehículos que se pueden vender con el propósito de transportar niños hacia y desde estas instalaciones.

Además, las organizaciones que imparten instrucción religiosa, como las escuelas dominicales, no se consideran “escuelas” según las normas de autobuses escolares de NHTSA. Los equipos atléticos que no tienen conexión con una escuela tampoco se consideran escuelas.

Un evento relacionado con la escuela es cualquier actividad patrocinada por una escuela, ya sea dentro o fuera de la escuela. Estos eventos pueden incluir  (pero no se limitan a) los eventos deportivos, conciertos de bandas, excursiones y competiciones, como debates o torneos de ajedrez. Los equipos atléticos que no tienen conexión con una escuela tampoco se consideran escuelas.

Sí. La definición de “escuela” en el contexto de las regulaciones de NHTSA sobre autobuses escolares no diferencia entre las escuelas privadas y públicas. Las escuelas incluyen todas las escuelas preprimarias, primarias y secundarias, incluidas las escuelas privadas y parroquiales.

No. Los requisitos para los autobuses escolares no aplican al transporte de estudiantes de educación superior, como estudiantes universitarios, participantes de educación para adultos o estudiantes vocacionales de educación superior.

No. La interpretación de NHTSA de “escuela” no incluye guarderías, centros de cuidado infantil o centros preescolares, incluidos los Programas de Head Start. Bajo nuestras regulaciones sobre los autobuses escolares, NHTSA no regula los tipos de vehículos que se pueden vender con el propósito de transportar niños hacia y desde estas instalaciones.

Si bien NHTSA no regula los tipos de vehículos que se pueden vender para transportar niños a los Programas de Head Start; Head Start tiene normas sobre el uso de los vehículos para sus programas. Los Programas de Head Start deben consultar con la Oficina de Head Start si tienen preguntas sobre el cumplimiento de esos requisitos.

La ley Federal regula la fabricación y la venta de vehículos nuevos, pero no regula el uso de los vehículos. Cada Estado tiene la autoridad para determinar cómo se debe transportar a los alumnos. La ley Estatal debe ser consultada para determinar los requisitos de uso.

La responsabilidad por el uso de un autobús que no cumple con los requisitos para transportar estudiantes es un asunto que se aborda en la ley Estatal. Las escuelas, los distritos escolares y otros proveedores de transporte estudiantil deben consultar a sus abogados o compañías de seguros con respecto a las cuestiones de responsabilidad. 

Aunque NHTSA no regula el uso de los vehículos, NHTSA ha emitido recomendaciones para los Estados sobre diversos aspectos operativos de los programas de seguridad de los autobuses y del transporte escolar. Directriz No. 17 del Programa de Seguridad en las Carreteras, Seguridad de Transporte Estudiantil, recomienda que los alumnos sean transportados hacia y desde la escuela y eventos relacionados en los autobuses escolares. Cada Estado decide en qué medida seguirá la Directriz No. 17.

Básicamente, la respuesta es sí. Bajo las normas de NHTSA sobre los autobuses escolares, las entidades que venden un autobús nuevo que probablemente se utilizará principalmente para transportar a los estudiantes a la escuela preprimaria, primaria o secundaria deben vender un “autobús escolar” nuevo. La entidad que compra el autobús (que proporcionará el transporte) no es relevante para determinar si se debe vender un autobús escolar. El factor determinante es si es probable que el autobús se utilizará principalmente para el transporte de los alumnos hacia o desde la escuela o eventos relacionados. 

Por ejemplo, si un grupo de una iglesia compra un autobús nuevo, y uno de los propósitos para comprar el autobús es proporcionar el transporte estudiantil a eventos deportivos relacionados con la escuela en múltiples noches en la semana escolar, la persona que vende el autobús nuevo debe venderlo como un autobús escolar. Esto se debe a que el autobús nuevo se vendió para fines que incluyen llevar a los estudiantes hacia y desde la escuela o eventos relacionados. Lo mismo ocurre con los proveedores de guarderías que también proporcionan transporte hacia o desde la escuela. Las regulaciones de NHTSA sobre los autobuses escolares también se aplican a los contratistas de transporte escolar que están comprando autobuses nuevos. 

La Ley de Seguridad prohíbe que una escuela o sistema escolar compre o arriende una van nueva para 15 pasajeros si será utilizada principalmente por o en nombre de la escuela o el sistema escolar para transportar a los estudiantes de preprimaria, primaria o secundaria hacia o desde la escuela o eventos relacionados, a menos que la van cumpla con los FMVSS prescritos para autobuses escolares o MFSABs. Una escuela que infringe este requisito puede estar sujeta a sanciones civiles sustanciales en virtud de la Ley de Seguridad.

La ley Federal regula la fabricación y la venta de los vehículos nuevos, pero no regula el uso de los vehículos. Cada Estado tiene la autoridad para determinar cómo se debe transportar a los alumnos. La ley Estatal debe ser consultada para determinar los requisitos de uso.

Las regulaciones de NHTSA sobre autobuses escolares requieren que si se vende un autobús nuevo y es probable que se utilizará principalmente para transportar a los estudiantes a la escuela preprimaria, primaria o secundaria, se debe vender un “autobús escolar” nuevo. Sin embargo, las regulaciones de NHTSA sobre los autobuses escolares no prohíben el uso de vans para 15 pasajeros para dicho transporte, y tampoco no prohíben la venta de vans usadas para 15 pasajeros destinadas para dicho transporte. Si decides utilizar una van, consulta las recomendaciones de seguridad de NHTSA cuando operes una van para 15 pasajeros.

Debido a que los autobuses escolares son una de las formas de transporte más seguras en este país, NHTSA recomienda enérgicamente que todos los autobuses utilizados para transportar a alumnos tengan certificación de que cumplan con los estándares de seguridad de NHTSA sobre los autobuses escolares. 

Las regulaciones de NHTSA sobre los autobuses escolares requieren que, si se vende un autobús nuevo que probablemente se utilizará principalmente para transportar a los estudiantes preprimarios, primarios o secundarios hacia o desde la escuela o eventos relacionados, el autobús debe estar certificado según los estándares Federales sobre los autobuses escolares. Las personas que venden o alquilan un autobús escolar nuevo deben vender o arrendar un autobús que cumpla con los estándares Federales sobre los autobuses escolares. 
 
Si un concesionario vende o arrienda un vehículo que no cumple con los estándares Federales sobre los autobuses escolares, y el concesionario sabe o tiene motivos para saber que el autobús fuere ser utilizado principalmente para transportar estudiantes, el concesionario puede estar sujeto a sanciones civiles sustanciales bajo la Ley de Seguridad.

Muchas entidades además de las escuelas brindan transporte escolar, incluidos los centros de cuidado infantil, grupos religiosos, grupos comunitarios y contratistas de transporte escolar. Como resultado, aconsejamos a los concesionarios que investiguen antes de la venta si los autobuses comprados por estos grupos (u otras entidades que el vendedor cree que pueden estar comprando el vehículo para el transporte de alumnos) serán utilizados principalmente para transportar estudiantes. NHTSA alienta a los concesionarios a obtener para sus registros una confirmación por escrito del comprador de que el vehículo no se utilizará de esta manera.

No. Los gobiernos Estatales y locales establecen una política para el transporte de estudiantes, que incluye cómo se deben identificar los autobuses escolares. Sin embargo, NHTSA proporciona recomendaciones a los Estados sobre los aspectos operativos de los programas de seguridad del transporte de autobuses escolares y de alumnos en forma de la Directriz No. 17 del Programa de Seguridad en las Carreteras, Seguridad de Transporte Estudiantil. Entre otros asuntos, la Directriz 17 recomienda que los autobuses escolares se pinten “Amarillo Lustroso Nacional de Autobuses Escolares” y que tengan otras características de identificación uniformes. La uniformidad de la apariencia del autobús escolar ayuda a los automovilistas a identificar a los vehículos como autobuses escolares.

Otras Regulaciones del Transporte Escolar

  • El Uso de Vehículos No Conformes para el Transporte Escolar

    Los requisitos Federales regulan a los vehículos nuevos que transportan a 11 o más personas, que se venden para transportar a los estudiantes hacia o desde la escuela o eventos relacionados con la escuela. Estos vehículos deben cumplir con todos los FMVSS para los autobuses escolares. Los FMVSS aplicables a los autobuses escolares requieren que los autobuses escolares tengan brazos de indicación de stop, junto con muchas otras características de seguridad además de las de otros vehículos de pasajeros. Según 49 U.S.C. 30101, et seq., se considera que un vehículo se vende para usarse como un autobús escolar si en el momento de la venta es evidente que es probable que el vehículo se use principalmente para transportar a los estudiantes hacia o desde la escuela o eventos relacionados con la escuela. Este estatuto se aplica a los autobuses escolares vendidos a escuelas públicas y parroquiales. Por ejemplo, un concesionario que venda una van nueva para 15 pasajeros para ser utilizada en el transporte escolar debe asegurarse de que la van tenga certificación de que cumpla con los FMVSS para los autobuses escolares. 

    Las regulaciones Federales no prohíben el uso de vans por las escuelas, pero requieren que cualquier van (con una capacidad de más de 10) que se venda o arriende como su uso como un autobús escolar cumpla con las normas de seguridad aplicables a los autobuses escolares. Las regulaciones Federales se aplican solo a la fabricación y la venta/el arrendamiento de los vehículos nuevos. Cada Estado prescribe sus propias regulaciones que aplican al uso de cualquier vehículo que se use para transportar estudiantes.   

  • El Número de Personas que Pueden Sentarse de Manera Segura en un Asiento del Autobús Escolar

    La regulación Federal no especifica el número de personas que pueden sentarse en un asiento del autobús escolar. Los fabricantes de autobuses escolares determinan la capacidad máxima de un autobús escolar. Los fabricantes usan este número, que se basa en ubicar a tres estudiantes pequeños de escuela primaria por asiento típico del autobús escolar de 39 pulgadas, en los cálculos para determinar la clasificación de peso bruto del vehículo y el número de salidas de emergencia. Los proveedores de transporte escolar generalmente determinan la capacidad de personas que pueden caber de forma segura en el asiento del autobús escolar. En general, caben tres estudiantes más pequeños de primaria o dos estudiantes adultos de secundaria en un asiento del autobús escolar típico de 39 pulgadas.   

    NHTSA recomienda que todos los pasajeros se sienten completamente dentro de los límites de los asientos del autobús escolar mientras el autobús está en movimiento. Norma Federal de Seguridad para Vehículos de Motor No. 222, “Asientos de Pasajeros y Protección Contra Choques de los Autobuses Escolares” requiere que el interior de los autobuses grandes proporcione protección a los ocupantes para que los niños estén protegidos sin la necesidad de abrocharse el cinturón de seguridad. La protección contra choques para los ocupantes es proporcionada por una envoltura protectora que consiste en asientos fuertes y estrechamente espaciados que tienen respaldos de absorción de energía. Las personas que no están sentadas o que están sentadas parcialmente fuera de los asientos del autobús escolar no tendrán la protección para los ocupantes que proporciona los asientos del autobús escolar. 

NHTSA en Marcha

NHTSA se dedica a promover comportamientos seguros en las carreteras de nuestra nación

NHTSA es responsable de establecer las Normas Federales de Seguridad para Vehículos de Motor (FMVSS, por sus siglas en inglés) para reducir el número de muertes y lesiones resultantes de choques automovilísticos.

Demostrando nuestro compromiso con la seguridad de los niños en los autobuses escolares, hemos establecido normas mínimas de seguridad para los autobuses escolares. Estas normas van más allá de las normas de los autobuses regulares porque creemos que los autobuses escolares deben ser lo más seguros posible. También ofrecemos a los padres información de seguridad sobre los autobuses escolares y las normas de seguridad vial que los conductores y los niños deben seguir cerca de las paradas de autobús y las zonas escolares.

Recursos

Recursos en Línea

Recursos

Recursos

Busca recursos adicionales

35 Results