Pasar al contenido principal

Resumen

El autobús escolar es el vehículo más seguro en la carretera—tu niño está mucho más seguro al tomar un autobús hacia y desde la escuela que si viajara en un vehículo. Aunque de cuatro a seis niños en edad escolar mueren cada año en vehículos de transporte escolar, eso representa menos del uno por ciento de todas las muertes por choques de tráfico en todo el país. NHTSA cree que los autobuses escolares deberían ser lo más seguros posible. Es por eso que nuestros estándares de seguridad para los autobuses escolares están por encima y más allá de los autobuses regulares. 

El Tema

Seguridad con el Autobús

Los estudiantes tienen 70 veces más probabilidades de llegar a escuela de manera segura cuando toman un autobús en lugar de viajar en un vehículo. Eso es porque los autobuses escolares son los vehículos más regulados en la carretera: están diseñados para ser más seguros que los vehículos de pasajeros en la prevención de choques y lesiones, y en todos los estados, las leyes sobre los brazos de indicación de stop (de paro) protegen a los niños de otros automovilistas. 

  • Distinto por Diseño: Los autobuses escolares están diseñados para que sean muy visibles e incluyen características de seguridad como luces rojas intermitentes, espejos laterales de visión transversal y brazos de indicación de stop. También incluyen asientos protectores, estándares altos de resistencia contra aplastamiento y características de protección contra vuelcos.
  • Protegido por la Ley: Las leyes protegen a los estudiantes que bajan y suben al autobús escolar al prohibir que los conductores pasen por un autobús escolar mientras el autobús está dejando o recogiendo pasajeros, independientemente de la dirección de acercamiento.

Cinturones de Seguridad en los Autobuses Escolares

Los cinturones de seguridad han sido requeridos en los vehículos de pasajeros desde 1968 y los 49 Estados y el Distrito de Columbia han promulgado leyes que requieren el uso de cinturones de seguridad en los vehículos de pasajeros y las camionetas ligeras. No hay duda de que los cinturones de seguridad desempeñan un papel importante para mantener seguros a los pasajeros en estos vehículos. Pero los autobuses escolares son distintos por diseño, incluido un tipo diferente de sistema de seguridad que funciona extremadamente bien.

Los autobuses escolares grandes son más pesados y distribuyen las fuerzas de choque de forma diferente que los vehículos de pasajeros y las camionetas. Debido a estas diferencias, los pasajeros de autobuses experimentan mucha menos fuerza de choque que los que se encuentran en los vehículos de pasajeros, camionetas y vans.

NHTSA decidió que la mejor manera de proporcionar protección contra choques a los pasajeros de autobuses escolares grandes es a través de un concepto llamado “compartimentación”. Esto requiere que el interior de los autobuses grandes proteja a los niños sin que ellos tengan que abrocharse los cinturones de seguridad. A través de la compartimentación, los niños están protegidos de los choques por asientos fuertes y estrechamente espaciados que tienen respaldos de absorción de energía.

Los autobuses escolares pequeños (con una clasificación de peso bruto vehicular de 10,000 libras o menos) deben estar equipados con cinturones de regazo y/o cinturones de regazo/hombro en todas las posiciones designadas de asiento. Dado que el tamaño y el peso de los autobuses escolares pequeños son más similares a los de los vehículos de pasajeros y las camionetas, cinturones de seguridad son necesarios para proporcionar protección a los ocupantes.

El Tema

Seguridad en la Parada de Autobús

El mayor riesgo para tu niño no es tomar el autobús, sino acercar o salir de uno. Antes de que tu niño regrese a la escuela o empiece la escuela por primera vez, es importante que tú y tu niño conozcan las reglas de seguridad vial. Enseña a tu niño a seguir estas prácticas para hacer que el transporte escolar en autobús sea más seguro.

Para los Padres

La Seguridad Empieza en la Parada de Autobús

Tu niño debe llegar a la parada de autobús al menos cinco minutos antes de la llegada del autobús. Visita la parada de autobús y muestra a tu niño dónde esperar el autobús: al menos tres pasos gigantes (seis pies) lejos de la cuneta. Recuérdale a tu niño que la parada de autobús no es un lugar para correr o jugar.

Subir y Bajar de Manera Segura

Cuando llegue el autobús escolar, antes de acercarse a la puerta del autobús, tu niño debe esperar hasta que el autobús se detenga por completo, se abra la puerta y el conductor diga que está bien. Tu niño debe usar los pasamanos para evitar caerse.

Usa Precaución Alrededor del Autobús

Tu niño nunca debe caminar detrás de un autobús escolar. Si tu niño tiene que cruzar la calle frente al autobús, dile que camine en la acera o en el costado de la calle hasta un lugar que esté al menos cinco pasos gigantes (10 pies) frente al autobús antes de cruzar. Tu niño también debe hacer contacto visual con el conductor del autobús antes de cruzar para asegurarse de que el conductor pueda verlo. Si tu niño deja caer algo cerca del autobús escolar, como una pelota o un libro, lo más seguro es que tu niño le avise al conductor del autobús de inmediato. Tu niño no debe tratar de recoger el artículo, porque es posible que el conductor no pueda verlo.

Para los Conductores

Haz que el transporte en el autobús escolar sea más seguro para todos siguiendo estas prácticas:

  • Al dar marcha atrás del camino de entrada o un garaje, vigila los niños que caminan o andan en bicicleta a la escuela.
  • Cuando manejes en vecindarios con zonas escolares, tenga cuidado con los jóvenes que pueden estar pensando en llegar a la escuela, pero que no están pensando en llegar de manera segura.
  • Reduce la velocidad. Vigila los niños que caminan por la calle, especialmente si no hay aceras en el vecindario.
  • Vigila los niños que juegan y se reúnen cerca de las paradas de autobús.
  • Está alerta. Los niños que llegan tarde al autobús pueden correr rápidamente a la calle sin mirar en todas direcciones antes de cruzar.
  • Conoce y obedece las leyes de tu estado sobre autobuses escolares, así como el “sistema de luces intermitentes” que usan los conductores de los autobuses escolares para alertar a los automovilistas de las acciones pendientes:
    • Luces intermitentes amarillas indican que el autobús está preparando para detenerse para cargar o descargar niños. Los automovilistas deben reducir la velocidad y prepararse para detener sus vehículos.
    • Luces intermitentes rojas y brazos extendidos de indicación de stop indican que el autobús se ha detenido y los niños están subiendo o bajando. Los automovilistas deben detener sus vehículos y esperar hasta que apaguen las luces intermitentes rojas, el brazo extendido de indicación de stop se retire y el autobús comience a moverse antes de que puedan comenzar a conducir nuevamente.
NHTSA en Acción

NHTSA se dedica a promover comportamientos seguros en las carreteras de nuestra nación

NHTSA es responsable de establecer las Normas Federales de Seguridad para Vehículos de Motor (FMVSS) para reducir el número de muertes y lesiones resultantes de choques automovilísticos.

Demostrando nuestro compromiso con la seguridad de los niños en los autobuses escolares, hemos establecido normas mínimas de seguridad para los autobuses escolares. Estas normas van más allá de las normas de los autobuses regulares porque creemos que los autobuses escolares deben ser lo más seguros posible. También ofrecemos a los padres información de seguridad sobre los autobuses escolares y las normas de seguridad vial que los conductores y los niños deben seguir cerca de las paradas de autobús y las zonas escolares.


Más Información (en inglés)

Search for more resources